arreglar vitroceramica madrid
arreglar vitroceramica madrid
reparar vitroceramica madrid
reparar vitroceramica madrid

Cómo ahorrar con la vitrocerámica

¿Sabía que el coste de las tareas de la cocina es responsable de alrededor del 10 por ciento del consumo medio de gas y electricidad en un hogar?

 

Teniendo en cuenta algunos factores, sin necesidad de cambiar la forma de cocinar, se puede ahorrar mucho dinero en las facturas energéticas.

 

Hay hogares que apuestan por adquirir un monitor de energía, que controla e informa en todo momento del gasto de luz y gas que se está realizando en el hogar. Los modelos más modernos incluso llegan a ofrecer información sobre qué habitación de la casa u electrodoméstico es el responsable de cada porcentaje de uso de las energías. Pero por supuesto no todos los hogares cuentan con un monitor de energía, tanto por la inversión que hay que hacer para pagar su precio al comprarlo como por la inversión de ajustar la instalación de electricidad y de gas para poder usar las funciones que ofrece. En todo caso, aún sin un aparato que monitorice el gasto en las facturas, es bien sabido que la tarea de cocinar es una fuente importante de consumo, sobre todo cuando se combina la vitrocerámica con el horno.

 

Si se pidiera un ranking u orden de cuál es el electrodoméstico de mayor eficiencia energética, el primero en la lista sería el horno de microondas, seguido de la vitrocerámica y en último lugar el horno. Por esta razón, muchas personas optan por adaptar sus tareas de cocina al uso del horno de microondas. Sin embargo, ofrece una serie de limitaciones que son los suficientemente grandes como para optar por esta opción como la principal.

 

Para ahorrar con el uso de la vitrocerámica existe una serie de premisas que es muy fácil de seguir y que apenas altera nuestras costumbres. Aquí están detallados los principales consejos sobre cómo ahorrar con la vitrocerámica:

 

 

Consejos para ahorrar con la vitrocerámica

  • Utilice un tamaño de recipiente que se ajuste al tamaño del calentador que esté usando. Esto minimizará las pérdidas de energía que no van a parar al alimento. Si usa una sartén o cacerola más pequeña que el tamaño del calentador, por los costados se estará perdiendo mucho valor, además de poder darse posibles quemaduras en los mangos de plástico del recipiente.

 

  • Intente mantener puestas las tapas en las ollas y cacerolas para mantener el calor dentro. En ocasiones no es posible hacerlo porque el plato en cuestión necesita que el agua se evapore. Pero siempre que sea posible es una buena medida que llevar a cabo, porque además se mantiene la presión dentro al conservar todo el vapor que se genera del agua. Si opta por comprar una olla a presión, los resultados son aún mejores en cuanto a tiempo de cocción: se reducen drásticamente, y es una buena forma sobre cómo ahorra energía con la vitrocerámica con grandes resultados.

 

  • Coloque suficiente agua en la cacerola para cubrir verduras si las está hirviendo. El agua se calienta de forma medianamente rápida y conserva muy bien su calor, por lo que es más eficiente energéticamente hablando, hervir el agua suficiente para cubrir por completo el alimento que se está cocinando. Si parte queda al aire, tendrá que estar pendiente de removerlo constantemente de tal manera que no queden zonas con distinto punto de cocción.

 

  • Si puede, es mejor aún que utilice un vaporizador para cocinar verduras. Además de conservar mejor las propiedades nutricionales, la cocción es muy rápida y se usa menos cantidad de luz.

 

  • Utilice una olla a presión para cocinar legumbres e incluso las uniones de carne, comidas enteras o guisos. Acelera el proceso de cocción.

 

  • Mantenga especialmente limpias las zonas del calentador, pues si tienen encima una capa de alimento u otra sustancia, el calor que transfieran a la olla será bastante menor al que deberían.

 

  • Si está dudando entre qué tipo de vitrocerámica comprar para ahorrar energía, tenga en cuenta que las placas de inducción son consideradas más eficientes energéticamente. Aunque su precio sea algo mayor que las vitrocerámicas convencionales, el ahorro que suponen a la larga hace que esa mayor inversión se recupere de manera rápida.

Cómo ahorrar con la vitrocerámica

 

También puede implementar en su cocina varias ideas sencillas para ahorrar en sus facturas, como asegurarse de hervir siempre la cantidad de agua que realmente necesita (para té, café, cocinar…). Y normalmente es más barato hacerlo con un hervidor específico de agua que usando una cacerola en la vitrocerámica. Si va a usar el horno, procure no abrirlo de manera innecesaria, pues gran parte del calor generado se escapa hacia fuera y después se requiere de más energía para recuperar ese calor perdido. Para ello es importante mantener la puerta limpia para poder ver bien a través del cristal si el alimento está listo.

 

Otro consejo sobre cómo ahorrar es usar vidrios o elementos de cerámica para cocinar en el horno, pues reducen la temperatura necesaria. O directamente usar pinchos de acero inoxidable para cocinar trozos de carne y patatas: ofrecen una mayor superficie de recepción de calor en el alimento y no se quedan apenas con parte del calor generado en el horno.

 

Corte los alimentos en trozos más pequeños: de esa manera cocinará más rápidamente. La función del ventilador del horno es una buena idea para lograr un calor uniforme por todo el espacio. Y recuerde que antes de que el alimento esté totalmente hecho, es conveniente apagar el electrodoméstico, pues seguirá reteniendo la temperatura necesaria para terminar con la tarea.

 

Cuando vea que es necesario comprar una nueva vitrocerámica u otro electrodoméstico, recuerde analizar bien su etiqueta de eficiencia energética. Los fabricantes catalogan sus aparatos según lo eficientes que son usando los recursos (electricidad, gas, agua, detergente y otros productos…). Se hace una clasificación en función de letras y símbolos. Por ejemplo, un aparato catalogado con una A, puede a la larga suponer un gran ahorro comparado con un catalogado con una D. Aunque su precio sea más caro.

 

 

Si en cambio lo que está buscando es un servicio técnico de vitrocerámicas en Madrid, puede ponerse en contacto con nosotros llamando al número de teléfono 916125277. Le atenderemos inmediatamente y le ofreceremos una cita para la reparación que necesita. No cobramos el desplazamiento y nuestro servicio técnico se mueve por toda la provincia de Madrid.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todas las imágenes y textos publicados en este sitio web están bajo la protección de las leyes de copyright, siendo propiedad de sus titulares y quedando prohibida su reproducción total o parcial."