arreglar vitroceramica madrid
arreglar vitroceramica madrid
reparar vitroceramica madrid
reparar vitroceramica madrid

Piezas de vitrocerámicas

Las cocinas vitrocerámicas que disponemos en nuestro hogar son un sistema de cocción en el que hay presente una placa de vidrio entre la fuente de calor (una resistencia eléctrica) y el recipiente que contiene la comida para cocinar (una olla, cacerola…). La llegada de la vitrocerámica ha sido sin ninguna duda una revolución en las tareas de la cocina, ya que ofrece mucho mejor manejo de la temperatura, es bastante más cómoda de limpiar, posee indicadores de calor que evitan que nos quememos cuando está caliente, y algunos modelos permiten incluso la programación de tiempo de cocción, lo que permite un ahorro de energía considerable. Las vitrocerámicas representan una forma de cocción precisa y eficaz.  

 

En lo que se refiere a la forma de generar el calor necesario para la cocción de los alimentos o calentamiento de líquidos, hay varios sistemas disponibles en el mercado actual, sostenidos por un servicio técnico de reparación de vitrocerámicas que se desarrolla a la par:

 

De resistencia eléctrica bajo el vidrio. El calor se regula de forma automática, usando un termostato que es dependiente de la corriente eléctrica, pues el paso de la corriente es una función directa de la temperatura de una resistencia.

 

De gas. Cuentan con unos quemadores con unas celdillas en forma de panal de abeja, que se encuentran por debajo de la placa. El flujo de gas se controla con válvulas que permiten o cortan su paso.

 

 De inducción. Son las más utilizadas actualmente. Pueden considerarse como las más modernas, porque no necesitan ninguna resistencia ni fuente de calor propiamente. Logran cocinar la comida usando un campo magnético, producido por agitación magnética y corrientes parásitas, que transfiere energía al alimento, haciendo subir su temperatura. EN otras palabras, la cocción se da gracias a campos magnéticos. También podemos ofrecerle arreglar lavadora industrial

Repuestos de vitrocerámicas en Madrid

 

La placa

Es un tipo de material especial que no sufre a penas dilatación por aumentar su temperatura. De hecho, si su temperatura aumenta en 500 grados centígrados, sólo se dilata 0,025 milímetros, lo que es en torno a unas 200 veces menos que el acero inoxidable. El electrodoméstico cuenta con unos limitadores térmicos que impiden que la placa se caliente por encima de los 550 grados centígrados para mantener intacta su integridad. Sin embargo, casi la totalidad del calor se logra transmitir a su paso, lo cual lo convierte en un sistema eficiente de cocina. Por si fuera poco, su estructura interna permite que el flujo de calor sea sólo en una dirección: por su grosor. El calor no se termite lateralmente, lo que permite definir con precisión los círculos donde colocamos nuestros recipientes de cocina.

 

Muchas de las averías que precisan de reparación en Madrid, según recibimos el aviso de los clientes, son relacionadas con roturas de la placa. A pesar de su gran resistencia a rayaduras, no hay que olvidar que se trata de un cristal, por lo que a pesar de ser duro de rayar, puede ser frágil hacia la rotura. Los últimos modelos más modernos se crean con cristales cada vez más duros, pero siguen estando expuestos a la fractura principalmente por caída de objetos puntiagudos encima de ellos.

 

Su correcto mantenimiento es importante para alargar su vida y no necesitar pronto de un servicio técnico de reparación. Las manchas gruesas de alimento y grasa pueden limpiarse con rasquetas, pero específicas de vitrocerámica, es totalmente desaconsejable hacerlo con cualquier herramienta. Teniendo fría la superficie, usar unas gotas de un limpiador esepcífico para este electrodoméstico y luego usar la rasqueta. Si las manchas son de líquidos, pueden primeramente retirarse con papel o un trapo, y después aplicarse un poco de limpiador. Para otros tipos de manchas más viscosas, como azúcar o plástico fundido, es recomendable realizar la limpieza antes de que la sustancia se enfríe, pues se volverá más dura y se correrá mayor riesgo de rayar la placa a la hora de limpiarla.

Recambios de vitrocerámicas en Madrid

 

Calefactores radiantes

Pueden estar formados por una resistencia o un tubo de halógenos, acompañados de un limitador de temperatura.

 

-Resistencias: Con forma de lámina. Se calienta con extrema rapidez, tardando en torno a 5 segundos en alcanzar la potencia máxima.

-Tubos de halógenos: Alcanzan la potencia máxima de forma instantánea al encenderse.

 

Panel de control

Debajo del cristal hay situados unos sensores electrónicos, sensibles al dedo del usuario. Son el mando de nuestro electrodoméstico. Hay que evitar tocarlos con los dedos grasos o manchados de alimento. Están formados por un condensador.

 

Seguridad

Por suerte la mayoría de modelos indican cuándo está caliente la vitrocerámica. Otro mecanismo de seguridad es la estructura del cristal de la placa, pues ante una rotura no saltan pedazos, sino que simplemente se resquebraja, tal y como lo presencian nuestros técnicos en Madrid cuando acuden para una reparación de una placa rota.

 

 

 

Si lo que está buscando es un servicio técnico de reparación de vitrocerámicas en Madrid, puede ponerse en contacto con nostros llamando al número de teléfono 916125277 ó al 910247298. Ofrecemos el desplazamiento gratuito y nuestros expertos trabajan los siete días de la semana. Nuestros precios son económicos, seimpre ajustables al bolsillo de cada cliente. Gracias a la larga experiencia con la que contamos, podemos ofrecerle una reparación eficaz, para que la misma avería no vuelva a causar molestias. No dude en ponerse en contacto con nosotros, intentaremos darle una cita con un técnico el mismo día de su llamada. Trabajamos en la Comunidad de Madrid.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todas las imágenes y textos publicados en este sitio web están bajo la protección de las leyes de copyright, siendo propiedad de sus titulares y quedando prohibida su reproducción total o parcial."